Cuba

El castrismo y la teta de la cooperación

Por Joan A. Guerrero
Lamentablemente no dispongo de mucho tiempo en las últimas semanas, por lo que no puedo prestar mucha atención a cosas sobre las que me encantaría poder profundizar un poco más. Entre éstas está el análisis de la estupidez del llamado movimiento brigadista por Cuba que tan de moda está en mi tierra, Catalunya, y sobre todo entre los jóvenes universitarios.

Ayer recibí correo de un lector del blog, estudiante en una universidad catalana, en el que me explicaba que había recibido a su e-mail de la universidad la propaganda de un movimiento de brigadistas que está ofreciendo viajes a Cuba para conocer, según ellos, la realidad de la Isla. Todo esto no es nada nuevo, lo sé, pero me gustaría saber algún día por qué razón en las universidades españolas se cuelan tan fácilmente estos mensajes, y por qué se esparcen inexplicablemente con el aprovechamiento de bases de datos que no deberían utilizarse de forma partidista.

En este caso, por ejemplo, la información fue recibida por una víctima de la dictadura castrista.

En nuestro nuevo gobierno catalán contamos al fin con una aliado de la causa cubana, Carles Llorens, quien recientemente ha sido nombrado director general de Cooperación Exterior. No estaría de más que el paso   por este departamento de una persona con su alto nivel de compromiso con la libertad para Cuba pueda servir para que se tome de alguna manera cartas en el asunto. Sería bueno conocer los millones que a través de estos canales ingresa la dictadura y conocer el alcance del dominio que el castrismo tiene de todos estos movimientos.

Es una vergüenza que el castrismo controle hoy por hoy todos estos mecanismos establecidos en sociedades democráticas para ayudar a países con problemas. A la cooperación, si tiene que servir para esto, para el proselitismo político, por favor, que le pongan el freno. Despolitizar la cooperación tendría que ser objetivo número uno de cualquier gobierno. En cuanto a Cuba, si fuese necesario, habría que enviar a funcionarios gubernamentales para someter a examen y control los programas de ayuda, exigiendo unos requisitos mínimos de cumplimiento.

Foto: El correo recibido por una victima del castrismo a su e-mail de estudiante.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s