Uncategorized

Andrés Carrión dice que lo que gritó ante el Papa "es el sentir de todos los cubanos"


Andrés Carrión en el momento de ser detenido

El régimen lo suelta pero le obliga a firmar un documento con obligaciones: presentarse en una unidad policía una vez a la semana, no puede salir de su municipio, no puede reunirse con opositores y tampoco conceder entrevistas

Andrés Carrión, el hombre arrestado por expresarse libremente en la Misa del Papa en Santiago de Cuba ha hablado con Martí Noticias. Son las primeras manifestaciones públicas que se escuchan del protagonista del hecho que dio la vuelta al mundo durante la visita de Benedicto XVI a la Isla.

En la entrevista ha asegurado que se siente bien de salud “aunque un poco exaltado” y ha explicado que sus motivaciones a la hora de saltar a la plaza gritando “libertad” y “abajo el comunismo” fueron “las de todos los cubanos, lo que sucede es que simplemente tienen miedo de expresarlo”. En su caso, ese miedo se vio superado y afirma haber llegado “a un momento de ruptura, en el que el miedo cedió ante la realidad” y entonces “decidí asumir lo que pasara después”.

Carrión no quería desaprovechar una oportunidad como la visita papal a Santiago de Cuba. “Vi que era la mejor oportunidad de expresar lo que yo sentía, que es en realidad el sentir de todo el pueblo de Cuba y decidí asumir el reto porque alguien tenía que expresarlo en voz alta, para todo el mundo, tan sencillo como eso”, ha señalado.

El opositor ha remarcado que solo recibió golpes en la plaza, tal y como muestras las imágenes, pero que posteriormente no recibió maltrato físico. Sobre la acusación por desorden público, Carrión considera que “es una acusación mal hecha, es verdad que yo cruce el cerco, pero lo que hice fue expresar lo que yo sentía, ejercer mi derecho constitucional de expresarme libremente, pero ellos han opacado eso y me acusan de desorden público”.

Carrión agrega que “las ansias de libertad están en mí hace mucho tiempo y el deseo de expresar la situación real de los cubanos al mundo…” El opositor manifiesta que los actos de la oposición en Cuba nunca repercuten en Cuba porque “los medios de difusión son del gobierno” y es por eso que, al saber que iba a venir el Papa, “había decidido hacer esta acción, que había planificado dentro de lo posible, porque dependía de cómo hicieran el cordón; tuve que ir temprano, no soy una persona que haga la cosa a la precipitada, para mí los hechos tiene que estar bien planificados y con un objetivo claro”.

Antes de su liberación el viernes pasado, Carrión fue obligado a firmar un papel en el que se le imponen una serie de medidas que, según afirma, podrían ser usadas contra él en un juicio si las incumple. “Me amenazaron que me iban a soltar, pero que si no cumplía con lo que firmaba lo podrían usar contra mi en el juicio”.

Entre las medidas que se le aplican está la obligación de presentarse todos los miércoles a la estación policial donde estuvo detenido. También se le exige que no salga de su municipio y, en caso de que tenga que hacerlo, debe pedir permiso a la Seguridad del Estado. Al mismo tiempo, no puede reunirse con personas que compartan sus ideas ni con grupos opositores. También se le prohibe mantener entrevistas con medios de comunicación.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s