blogs, Periodismo

Dale un ‘smartphone’ al Ciudadano Kane

Tras el paso por el encuentro Blogs y Medios de Comunicación de Granada he regresado con una extraña sensación. Los periodistas estamos inmersos en un proceso de cambios que no sabemos exactamente a dónde nos conduce. Está claro que no podemos esperar, por el momento, una foto fija de la que es y será nuestra función en este nuevo escenario comunicativo. Lo que sí es cierto es que, además de las transformaciones tecnológicas, nos toca batallar con una situación económica crítica.

Podemos vivir este momento con optimismo o con un tremendo pesimismo. Yo apuesto por lo primero, recordando, como siempre en estos casos, que de las crisis pueden surgir las mejores oportunidades. Lo que no podemos es instalarnos en la queja. Quien decida instalarse y vivir en la habitación del pánico, difícilmente podrá salir de ella.

Lo siento mucho por todos aquellos colegas que entraron en la facultad de Periodismo porque sus referentes profesionales eran de los años 1920, 1930 o 1950, que aspiraban a poder fumar caliqueños en la redacción y a beber un trago de whisky entre párrafo y párrafo, los que odian los teclados del ordenador porque les parece más romántico el repicar de las teclas de una máquina de escribir. Esa visión del periodista a la vieja usanza se desmorona, hoy más vale que sea un geek, rallando el freakismo, y que controle algunos conceptos básicos de márketing online.

Actualmente nadie tiene que esperar ya a las 8 de la mañana para que abra el quiosco y comprar el periódico para enterarse de lo que ha ocurrido en su ciudad, país o mundo. Si explota una bomba en tu comunidad, irás a Twitter a buscar las fotos o impresiones desde el lugar de los hechos. Y te da igual quién te ofrece esos detalles. ¿Para qué esperar al periódico del día siguiente? A pesar de que el papel tiene todavía sus forofos, creo que en unos años nos podremos ahorrar esas ediciones diarias. ¿Para qué un periódico en papel cada día?

Otro reto está en las formas con las que vamos a narrar lo que ocurre. La materia prima va a ser siempre la misma: son los hechos, lo que sucede y lo que no sucede, el control del ejercicio del poder, los movimientos ciudadanos, todo aquello que resulta de interés para la ciudadanía. Dicen que la especialización, la calidad y el rigor serán los factores claves para que los medios y periodistas puedan salir adelante en esta jungla.

Veremos qué se puede hacer mientras intentamos ganar algo para comer y vivir dignamente.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s