Democracia, dictadura

¿Qué ganan los Castro con la actual crisis en las democracias? (1)

¿Las democracias están en crisis? Hay quien dice que la democracia que hemos vivido hasta ahora necesita ajustarse a los nuevos tiempos, en los que todo se acelera y en los que, además, las personas tienen cada vez más capacidad de expresión y, al mismo tiempo, de intervención en los asuntos públicos. En medio de la crisis económica, política y social que afecta principalmente a los países europeos, el castrismo aprovecha la ocasión para hacer una burda manipulación de la situación e intenta que se asimilen los problemas económicos de estos países con el régimen de libertades que existen en las democracias. Es por esto que he preguntado a varias personas del ámbito cubano cuál es su opinión sobre los efectos que la crisis actual de las democracias puede tener sobre los cubanos que, tras medio siglo de dictadura, no han llegado todavía a vivir en un régimen de libertades mientras que, desde el exterior, se les invita a seguir este camino. Es decir, ¿la crisis de la democracia le está echando un cable al castrismo?


Las preguntas planteadas han sido las siguientes:

¿Consideran que la crisis de las democracias liberales dificulta o debilita la defensa de la democracia para Cuba? ¿Por qué? ¿Cómo puede evitarse que los conflictos actuales de las democracias europeas y norteamericana desestimulen a los cubanos de la Isla y sigan contribuyendo a fortalecer el discurso de la dictadura contra el modelo democrático?

Estrena la serie de posts Zoé Valdés, escritora cubana exiliada en París, a quien agradezco su amabilidad en responder estas cuestiones::
Las crisis mundiales han existido siempre; mientras en la crisis mundial de 1930 se vivió una convulsión económica espantosa, en Cuba también se vivió, pero una convulsión política que terminó por un fracaso entre comillas, porque considero que, precisamente debido a la situación económica los cubanos fueron más conscientes de que ellos solos podían revitalizar el país. La revolución del 30 se fue a bolina es el título de Raúl Roa (padre), protagonista de ese período, un hombre cultivado que devino pro castrista. Sin embargo, La revolución de los sargentos trajo otro panorama, una revolución iniciada en agosto del 1933, y que fue la primera revolución cubana. De ahí se desprendió la figura de Fulgencio Batista entre otras figuras y paulatinamente se produjo un bienestar económico y de bonanza para la nación cubana, y se hizo la Constitución del 40. Hubo violencia porque hombres de Machado quedaron siempre. Y los grupos violentos seguían actuando impunemente hasta que la policía del primer Batista consiguió neutralizarlos.
Creo que esta crisis mundial, económica, política, y de valores, desdichadamente no tendrá el impacto que esperamos en Cuba, que pudiera ser desde el punto de vista social muy positivo para derrumbar el castrismo. Primero porque no todos los cubanos están debidamente informados, la mayoría es todo lo contrario, y segundo porque los cubanos están inmersos en una lucha personal diaria por la supervivencia individual y cotidiana.
Una cosa no tiene que ver con la otra, porque como hemos visto han surgido grupos opositores muy valientes, que pese a la desinformación se han lanzado a las calles. Ellos piden libertad y democracia, y no cambios cosméticos bajo el raulismo. Ellos piden libertad completa, y no parcializada. Estas personas no están demasiado informadas de lo que sucede fuera, no tienen acceso a internet, como bien sabes, pero viven el terror a diario. Y por ahí pudiera explotar el cambio radical. Sus referencias tienen que ver con la propia historia de Cuba, de su lucha por la independencia, que es una historia desbordante de éxitos económicos en el pasado, y con la historia del exilio, que es también una historia repleta de éxitos, no exentos de sacrificios y pérdidas. Esos cubanos aspiran a cambiar Cuba a través de ellos mismos, y de todos los cubanos que están en el exilio, una vez que Cuba sea libre.
La recesión norteamericana de los ochenta no cambió para nada la situación en Cuba, como tampoco todos estos años de bonanza económica en Europa y en Estados Unidos significó nada dentro de Cuba.
Por el contrario, la caída de los países del Este comunista, de los que dependía el castrismo, y por quienes fuimos invadidos durante 30 años, sobre todo por los soviéticos, significó que los Castro se entregaran al capitalismo salvaje, y hundieran más la isla en ese capitalismo salvaje, de marañas económicas, politiquería baratucha, prostitución cabalgante, incluso con niños y niñas, y embelequerismo con inversionistas extranjeros.
La mayoría de los cubanos desconocen lo que sucede fuera de la isla. Tal vez ocurra algo interesante a partir de ahora: Recibirán menos ayudas desde el exterior, y eso constituirá quizá una presión en sus vidas que hará explotar tantos años de silencio y espera.
Zoé Valdés.
Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s