Uncategorized

Claves de la nueva intriga venezolana contra la oposición

El ‘thriller’ del complot contra Maduro tiene su origen en las protestas contra la presencia cubana en Venezuela. En los últimos días las autoridades venezolanas han detenido a un ciudadano norteamericano al que acusan de estar en el país con la misión de generar “una guerra civil”. Paralelamente han apresado a un general ex chavista retirado, Antonio Rivero, al que se acusa de estar detrás de acciones violentas tras las últimas elecciones. El gobierno venezolano sostiene que la violencia generada después de los comicios del 14 de abril responde a un plan previo de la oposición. Defienden que se buscaba la confrontación para generar un estado de caos que hiciera necesaria una intervención extranjera que permitiría luego restablecer la democracia en Venezuela.

Así lo expresó el ministro de Interior y Justicia venezolano, Miguel Rodríguez Torres, la semana pasada:

Desde octubre del 2012 el servicio de inteligencia inició operaciones para detectar una operación que hemos llamado Abril. Todo lo que íbamos recabando señalaba que llegaríamos con normalidad a las elecciones pero que habría un desconocimiento de los resultados del CNE por parte de la derecha. Este desconocimiento iba a generar acciones violentas que se incrementarían con el tiempo, creando una espiral de violencia para desestabilizar y deslegitimar al gobierno. Rápidamente pudimos actuar para llevarle paz al pueblo venezolano.

Es en el marco de esta operación que aseguran haber encontrado los elementos definitivos para considerar al norteamericano detenido en Venezuela como parte de este complot en el que se vincula a la oposición y a potencias extranjeras:

Detectamos a una persona de nacionalidad norteamericana que empezó a hacer relaciones muy estrechas con los jóvenes de la Operación Soberanía. Cuando se detectó se hizo vigilancia y seguimiento. Se pudo infiltrar en grupos revolucionarios para ganarse su protección, pero hacía vida íntima con la derecha extrema. Presumimos por estos indicios y por la manera de actuar de este caballero que, sin duda alguna, pertenece a una organización de inteligencia, tiene entretenimiento en esta materia, sabe cómo infiltrarse, cómo reclutar fuentes y cómo manejar información con seguridad.

A pesar de que el ámbito más cercano a este norteamericano niega cualquier vinculación de su actividad en Venezuela con asuntos de espionaje, el gobierno venezolano insiste en que las pruebas de las que dispone son irrefutables:

Ha recibido financiamiento de ONG’s extranjeras y luego él pasa el dinero a los estudiantes y a los jóvenes de partidos de extrema derecha para generar acciones violentas. Esa es la intención de la conexión Abril, generar movilizaciones a partir del momento en que se emitieran los resultados del CNE, incrementándose con el tiempo para conducirnos hacia una guerra civil. Tenemos documentos probatorios de que su misión era llevarnos a una guerra civil, tenemos la intercepción de correos electrónicos que así lo señalaban, porque consideran que una guerra civil provocaría inmediatamente la intervención de una potencia extranjera para restablecer la democracia.

En su comparecencia, el ministro venezolano también mostró un vídeo en el que aparece el general detenido, Antonio Rivero, y al que se acusa de participar en un complot. El vídeo, que se muestra con cortes, editado y repeticiones diversas, se expone como una prueba de los planes de desestabilización en los que trabajaba junto a los jóvenes de la Operación Soberanía, que se manifestaron en las inmediaciones de la Embajada de Cuba en Caracas. Con el vídeo también se pretende enlazar las acciones de Rivero con el líder la oposición Henrique Capriles.

Rivero es un ex general chavista retirado que se dio de baja de las fuerzas armadas de Venezuela por su oposición a la injerencia del régimen cubano en los asuntos de su país. A partir de entonces se dedicó activamente a la vida política militando en Voluntad Popular. Desde esta formación política, su dirigente Leopoldo López, denuncia que los argumentos del gobierno para justificar su detención son “una fábula, un cuento, unas supuestas pruebas de un plan que no existe nada más que en la cabeza del gobierno”.

López ha hecho un llamamiento a los venezolanos para que vean el vídeo:

En ese vídeo, Rivero les pide a quien están manifestándose que no usen piedras, palos, que más bien se mantengan unidos de forma pacífica siguiendo los lineamientos de Capriles, de paz, no violencia, y así fue, no ocurrió ningún hecho violento en Altamira, como sí ocurrió en otros sitios de Venezuela.

Voluntad Popular denuncia además que la detención de Rivero fue “una emboscada, de forma ilegítima, ilegal y cobarde”, fue detenido tras ser citado a una reunión con el ministro del Interior en unas dependencias oficiales. “No es un hecho aislado el de Rivero, es una política de Estado que el gobierno ha venido arreciando en los últimos días para desviar la atención de la auditoria que pueda develar la verdad de lo que ocurrió el 14 de abril, para poner el foco así donde no está el foco del interés de los venezolanos, en un plan que solo está en la cabeza del gobierno”.

Foto: Caraotadigital.net

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s