Uncategorized

El régimen se presenta ante la ONU como “una democracia fortalecida”

Cuba se presentó al examen sobre la situación de los derechos humanos ante la ONU en Ginebra como un alumno aventajado, mostrando índices que podrían ser la envidia de, pongamos por ejemplo, Suecia, Noruega o Finlandia. Según señaló el canciller de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez, Cuba “ha seguido fortaleciendo el carácter democrático de su institucionalidad” con “nuevas normas que amplían la base legislativa de los derechos humanos”.

Entre los avances citó “el perfeccionamiento del sistema jurídico del país, con modificaciones que lo armonizan con los más elevados estándares internacionales en la materia”. Asimismo, agregó que “el sistema de protección de los derechos humanos está desarrollado e implementado en normas sustantivas” y no solamente a nivel constitucional. También especificó que ha habido “significativos avances en los derechos económicos, sociales y culturales” y enfatizó que la educación es universal y gratuita en todos los niveles.

En su intervención, no olvidó tampoco sacar la carta de la salud pública. “Cuba es reconocida por su sistema de salud pública, con cobertura universal, tasa de mortalidad infantil del 4,6 por cada 1.000 nacidos vivos, la Isla consolida valores con los que supera a países industrializados”.

Como colofón a su intervención, Rodríguez expresó que “los derechos a la libertad de la persona y el principio de respeto a la dignidad humana son un pilar del funcionamiento de las autoridades” cubanas. Acto seguido recordó a los cinco espías encarcelados en Estados Unidos y criticó la existencia del centro de detención norteamericano en Guantánamo.

En capítulo aparte, Rodríguez habló de libertad de expresión: “Las libertades de opinión, expresión, información y prensa son reconocidas a todos los ciudadanos. El elevado nivel educacional y cultural del pueblo, el carácter social y público de los medios de información, la inexistencia de emporios financieros mediáticos que en otros lugares imponen intereses económicos y políticos, ausencia de publicidad comercial, que es generalmente embrutecedora, permiten su disfrute”.

Asimismo, según Rodríguez, “el derecho a la información libre y veraz debiera ser garantizada por los Estados” y señaló que “debe cesar el monopolio tecnológico y administrativo y de generación de contenidos, el uso político y militar, la discriminación cultural y lingüística, porque es necesario reducir la brecha digital”.

Recuperó el “bloqueo” como el mal que impide la conexión de los cubanos a Internet, olvidándose de las promesas de la fibra óptica. “El bloqueo impide a Cuba conectarse a los canales próximos, se le niegan servicios de Google o el acceso a plataformas tecnológicas internacionales”. Finalmente, atacó a Estados Unidos ya que “de 2010 a 2013 ha gastado 7,1 millones en organizaciones y agentes pagados para realizar transmisiones ilegales de radio y televisión que buscan el cambio de régimen en Cuba”.

Por su parte, UN Watch denunció que Cuba cometió “fraude masivo” en Ginebra. La organización vigilante de los derechos humanos afirma que La Habana secuestró su Examen Periódico Universal atiborrando la perspectiva de las ONG con loas de más de 400 grupos títeres, según informa Martí Noticias.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s